Clubes de Ciencia
  Origen de la noche de la nostalgia
 

La magnitud de esta festividad se pone claramente de manifiesto en la ley 17.825 del año 2004 que declara oficialmente al 24 de agosto de cada año como “Noche de la Nostalgia”.
 
13/09/04

10/09/04 – SE DENOMINA "NOCHE DE LA NOSTALGIA" LA NOCHE DEL 24 DE AGOSTO DE CADA AÑO. LEY N° 17.825.
Abajo foto de Pablo Lecueder, el creador de la Moche de la nostalgia

 

ARTÍCULO 1°.- Denomínase la noche del 24 de agosto de cada año como la "Noche de la Nostalgia".

ARTÍCULO 2°.- El Ministerio de Turismo incluirá en los eventos de carácter turístico a la "Noche de la Nostalgia", promocionando la misma en el exterior a través de Embajadas, Consulados y oficinas comerciales.

A continuación reproducimos nota publicada en comerciouruguay.com:
Referirse a la década de los '70 es sinónimo de grandes acontecimientos socio-culturales que se mantienen imborrables en nuestra memoria.
La aparición de la moda unisex, el primer vuelo del Jumbo 747 uniendo el tramo New York - Londres, el estreno en EEUU del memorable film "Verano del 42" de Robert Mulligan. Continuaban en la gran pantalla, actores de la talla de Redford, Brando, Pacino y De Niro, también Sofía Loren, Brigitte Bardot y Faye Dunaway.
Se contraponen al  éxito, las dolorosas pérdidas de Jimmy Hendrix y  Janis Joplin entre otros, mientras los genios de Liverpool, grababan lo que a la postre sería su último álbum "Let it be".Las transmisiones radiales de la época en nuestro país, acompañaban la difusión a buen ritmo de la ininterrumpida generación de éxitos discográficos internacionales para nuestro deleite. Radiocolor Panamericana, Radiomundo y Radio Independencia, son sólo algunas referencias

 

A la hora de bailar las discotecas con mucha potencia y sus deslumbrantes globos de espejos, giróscopos y seguidores daban unmarco especial al sano esparcimiento. Esquemáticamente agrupados, los jóvenes entre quince y dieciocho años visitaban fielmente sábado a sábado y según su elección el Club Banco República con la propuesta de Lulo's Discoteque ó el Club Bohemos donde Fredy primero, y Ulises después imprimían su estilo desde las diez de la noche, hasta quince minutos antes de las cuatro de la madrugada. Una velada en que la estrella máxima de la barra era la bebida cola.
Mayores de dieciocho, elegían la alternativa de las "boites". La opción VIP de la noche montevideana, donde destacaban magníficos lugares como Zum Zum, Ton-Ton Metek, Lancelot, Unicornio, El Mar de la Tranquilidad, Gatsby, La Cachila ó  A Baiuka en una lista donde no es fácil rememorar sin que quede alguno en el olvido.
Llegada en auto, con pareja, y en pocos minutos el trago en mano (whisky él, cócktail ella) era el común denominador de una asistencia que aguardaba ansiosa por Queen, Rollings, Bee Gees, Donna Summer, Diana Ross, David Bowie, Iggy Pop, Electric Light o Alice Cooper, con temas maravillosamente "pegados o enganchados" por cada uno de los expertos disc-jockeys que dirigían musicalmente estos centros de recreación.

 Tan dinámica era la aparición de muy buen material, que en algunos casos los temas podían escucharse solamente a lo largo de dos o tres fines de semana. La prioridad de los DJ era estar totalmente actualizados en las novedades discográficas. Difícilmente se escuchara un top hit de seis meses atrás.
A mediados del mes de julio de 1978, un joven discjockey propone ante un grupo de amigos la idea de organizar una fiesta, donde pudieran "recuperar" los grandes éxitos, que no tenían cabida en los eventos semanales, dada la exigencia de estrenos permanentes que imponían los consumidores.
La música de los años cincuenta, sesenta y setenta se convirtieron en el eje de la propuesta.



 

Adrenalina, entusiasmo y expectativas le sobraban a la iniciativa, que tras severas dificultades para obtener el lugar físico dondellevarla a cabo, se realizó una víspera de la Declaratoria de la Independencia en (para conocimiento de muchos y sorpresa de otros) TON-TON METEK.
Hablar de éxito es minimizar el logro de estos jóvenes emprendedores, al punto tal que no habiendo finalizado aún la velada, gran cantidad de concurrentes pedía a los organizadores una repetición casi inmediata.
El intento existió. Pero se reiteraban trabas para la obtención de local. El tiempo pasaba y el verano ya estaba casi iniciando. Ese verano que dispersa a la gente por diferentes puntos de nuestro país y países vecinos. La decisión no se hizo esperar: proteger la noche del 24 de agosto para ese evento puntual.

La segunda gran fiesta, sería nuevamente en las instalaciones de TON-TON METEK.
No sólo consiguió mantener el brillo original, sino que prácticamente duplicó el éxito del año anterior. Los old hits, pasaban a generar un espacio propio en la noche, en la cultura y en la tradición uruguaya.
La "Noche de la Nostalgia" crecía ganando tantos adeptos como imitadores. Su trascendencia desconoce límites territoriales. Iniciado en Montevideo, gradualmente fue apoderando del interior del país para más tarde, recibir visitantes del exterior (excursiones de dos o tres días mediante) respondiendo a la convocatoria.
Variadas expresiones recogidas por medios de prensa locales, confundían al público con la aparición de tantos "ideólogos" ó "propietarios intelectuales" de dicho evento.
Treinta y tres años ahn pasado desde aquel 24 de agosto de 1978

La referencia publicada en un importante medio de prensa capitalino estimó en el año 1999, que fueron más de 75.000 las personas convocadas el 24 de agosto de ese año, por este acontecimiento (punto máximo de asistencia).
Una simple idea expuesta entre amigos, impacta hoy a la sociedad, la cultura, el comercio y el turismo.
Más allá de fajas de edades, niveles sociales, culturales y/o económicos, más allá de las propuestas que diseñe cada organizador apoyándose en su imaginación, mas allá de todo, cada año muy cerca suyo, seguramente encuentre un lugar donde podrá escuchar música de ayer, evocando momentos, espacios ó personas.

Con un claro objetivo proteccionista y aclaratorio, a iniciativa particular en el año 2002, fue oportunamente presentado por el Sr. Fernando Araújo (Rivera) un proyecto de ley con la finalidad de homenajear a su gestor, conminar a los Ministerios de Cultura y Turismo a salvaguardar este aporte inédito, que se ha arraigado en la idiosincrasia, en la tradición popular a efectos de su divulgación y consolidación, consagrándolo legislativamente.
No existen intereses económicos en este procedimiento. El nombre la “Noche de la Nostalgia” es propiedad intelectual registrada de su autor Sr. Pablo Lecueder, cuya intención es donar al Estado uruguayo los derechos que sobre el mismo tiene.
Finalmente en el año 2004 la ley Nº 17.825 indica que: se denomina el 24 de agosto de cada año, como “Noche de la Nostalgia”.





nota textual publicada en comerciouruguay.com


 
  Total 185324 visitantes (289888 clics a subpáginas) en esta web  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=