Clubes de Ciencia
  Reciclando botellas y más
 

 

 clubes ciencia
 

Cada día generamos gran cantidad de residuos, algunos de los cuales podemos transformar en abono, mediante el compostaje de los restos orgánicos, o reciclarlos, como el papel. Tenemos la opción de regalar objetos, como libros o juegos, de manera que les demos otro uso; así conseguimos ayudar al planeta y también a nuestros amigos o vecinos. Pero también podemos reutilizar los materiales como los envases o maderas, papel o plásticos que pensásemos tirar.

 

Objetivos

– Aprender a reutilizar objetos y materiales aparentementes inservibles.
– Elaborar propuestas para reutilizar los residuos a pequeña escala.

Organización y desarrollo

Entre toda la clase se reflexiona sobre los residuos que generamos diariamente en el centro escolar y en nuestra casa y se hace un listado en la pizarra. A continuación explicamos a los alumnos y alumnas que vamos a intentar dar otro uso a todos los residuos que generamos. Es decir, para cada objeto o elemento que tengamos, debemos darle una forma de reutilización:

– Las bolsas de plástico de los supermercados sirven como bolsas de basura.

– Las botellas grandes de refresco se pueden utilizar como botellas de agua.

– Si tenemos cuentos o libros de texto que ya no nos sirven podemos regalarlos.

– La ropa podemos llevarla a contenedores o puntos de recogida, ya que puede ser muy necesaria para otras persona.

– En cuanto a otros residuos, como cartones de leche o zumo, rollos acabados de papel higiénico, etc. podemos transformarlos.

Los niños y niñas expondrán sus propuestas. Unas pueden ser individuales (regalar, utilizar las bolsas de plástico de los supermercados, etc.) y otras pueden ser colectivas y llevarse a cabo en el centro escolar (hacer compost, organizar un mercadillo de venta o trueque de objetos que ya no utilizamos en casa, hacer una escultura, etc.). Ha continuación os proponemos realizar juguetes o maquetas con aquellos residuos que no podamos regalar o dar un segundo uso. Para ello es necesario seleccionar en casa lo que les pueda ser útil, como envases de refrescos, cartones para bebidas, etc., pero no vamos a comprar nada. Estos residuos se llevarán un día al centro y decidiremos qué se puede hacer con ellos. Por supuesto, pueden ayudar las familias.

Para los niños y niñas más pequeños, podemos hacer juguetes y con los más mayores maquetas, estas pueden hacerse con los materiales más diversos. Posibles ejemplos de los juguetes pueden ser:

– Un cerdito con una botella de plástico de refresco, pintada de rosa, unos tapones de corcho como patas, un cartón de bebidas rosa recortado en forma de orejas y pegado con pegamento, unos botones negros y grandes para los ojos y un clip alargado y retorcido, para simular la cola.

– Un panal de abejas con las hueveras, pintadas de color amarillo. Una abeja con lana para el cuerpo y cartulina o papel de colores para las alas.

– Un sonajero con los rollos de cartón del papel higiénico y un poco de arena o arroz.

– Un muñeco con un rollo de papel higiénico, con tiras de lana pegadas, recubriendo todo el rollo y unos ojos y una boca hechos con papel, pegados a la lana con pegamento.

– Cespines, hechos con una media a la que se le añade alpiste o semillas de césped en la punta de lo que será la cabeza, a continuación se llena de serrín para hacer la cabeza del muñeco. Con plastilina se hacen los ojos, boca y nariz del muñeco. Al regarlo, le crecerá el césped o el alpiste que tiene en la cabeza, como si fuese pelo.


Para las maquetas podemos elegir hacer el plano de una ciudad con cartón, con calles dibujadas con colores; con cartones para bebidas forrados con papel se pueden hacer edificios, con un clip se hace la forma de una bicicleta; un avión con latas; paneles publicitarios con folletos, decorados con flores secas, hojas o plastilina…Una vez terminados los juguetes y maquetas se hará un puesta en común, explicando qué hemos utilizado y cómo lo hemos hecho. Es interesante que entre todos calculemos qué hemos ahorrado al medio ambiente al haber reutilizado esos objetos que en principio parecían inservibles, así como si todos los envases que hemos utilizado para nuestros juguetes eran realmente necesarios.

Por último, podemos montar una exposición en el centro y dar a conocer nuestros descubrimientos, sin olvidar recoger qué pretendíamos con nuestra actividad, así como las otras propuestas que hemos identificado que podemos llevar a cabo para reutiizar nuestros residuos.

Duración: Dos horas por semana en función de los proyectos que se planteen.

Materiales: Residuos, sobre todo de envases, tijeras, pegamento, papel, pinturas, etc. en función de los residuos disponibles y del juguete o maqueta que se quiera acometer.

 
  Total 195031 visitantes (304052 clics a subpáginas) en esta web  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=