Clubes de Ciencia
  Tabaquismo y juventud
 



El cigarrillo: problema que no cesa en la juventud uruguaya

* La organización Fumadores Pasivos Uruguayos (FPU) solicitará al MSP que se declare epidemia tabáquica en Uruguay, pues entre 30.000 y 35.000 adolescentes se envician con el tabaco cada año.

De 220 jóvenes de entre 12 y 29 años solo 20 nunca habían fumado

LOS LEMAS DE LOS  DÍAS MUNDIALES  SIN TABACO

1988:  Tabaco o Salud: Elija la Salud.

1989: La mujer fumadora un riesgo sobreañadido.

1990: Niñez y juvebtud sin tabaco.

1991: Lugares y transporte público mejores sin humo de tabaco.

1992: Lugares de trabajo libres de humo.

1993: Los servicios de salud una ventana abierta a un mundo sin tabaco.

1994:Los medios de comunicación transmitiendo el mensaje contra el tabaco.

1995: El tabaco cuesta mas de lo que usted cree.

1996: Los Deportes y las artes sin tabaco.

1997: Unidos por un Mundo libre de Tabaco.

1998: Crecer sin Tabaco; Niñez y Juventud sin Tabaco.

1999: Quítate ese paquete de encima. Libérate de la Cajetilla.

2000. EL Tabaco Mata; no te dejes engañar: No debe ser publicitado, glamorizado o subsidiado.

2001.  Limpia tu aire de humo de tabaco.

2002.  Deportes libres de tabaco

2003.  Películas libres de tabaco

2004. Tabaco y Pobreza un círculo vicioso

 

2005. PROFESIONALES DE LA SALUD CONTRA EL TABACO.
_______________________________________________

UNA ENCUESTA REVELA QUE LAS MUJERES ADOLESCENTES FUMAN BASTANTE MÁS QUE LOS VARONES - Año 2002 Fuente Diario LA REPUBLICA
Domingo, 23 de junio, 2002 - AÑO 12 - Nro.864

 

El 38% de los estudiantes liceales ha fumado por lo menos una vez

El 38% de los estudiantes de Secundaria ha fumado alguna vez en su vida, según una investigación realizada por la Junta Nacional de Drogas, la que consigna que el hábito está más arraigado en las mujeres, con un 41%, respecto a los hombres, donde alcanza un porcentaje de un 32%. El relevamiento se realizó en centros de los departamentos de Montevideo, Maldonado, Rivera y Colonia.

Eltabaquismo es una de las adicciones que aflora más prematuramente.

GABRIEL MONTEAGUDO, COLONIA

A pesar de que en la última década se han intensificado las campañas antitabaco y limitado la publicidad de las empresas tabacaleras, la actual generación de estudiantes de Ciclo Básico estará identificada con el hábito en la mujer, de no haber cambios en las estrategias para prevenir el consumo y/o tratar a los usuarios.

Según el estudio, el 38% de los estudiantes secundarios ha fumado alguna vez en su vida, presentando las mujeres porcentajes sensiblemente mayores (41%) que los hombres (32%). A los 15 años, ya el número de jóvenes que prueban el cigarrillo alcanza casi al 60%. Entre los 12 y 13 años es cuando con mayor frecuencia se tiene la primera experiencia con el cigarrillo, siendo esta tendencia más pronunciada en el sexo femenino.

Las mujeres son más susceptibles a convertirse en fumadoras, lo que es más evidente en las regiones de Colonia y Rivera, donde las fumadoras potenciales duplican a los hombres, fortaleciendo la hipótesis de una tendencia a la feminización del consumo del cigarrillo.

Estos son algunos de los datos obtenidos en la investigación sobre tabaquismo en el ámbito de la enseñanza media realizada en Uruguay por la Secretaría Nacional de Drogas, unidad ejecutora dependiente de la Junta Nacional de Drogas. Aunque la encuesta fue realizada entre el 29 de junio y el 20 de agosto del año pasado, los resultados se terminaron de procesar en la primera quincena de junio.

Para ello se utilizó el cuestionario de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) elaborado por los expertos de sus organismos especializados: Organización Mundial de la Salud y Unesco, validados por la doctora Raquel Magri, que se desempeña como secretaria ejecutiva de la Secretaría Nacional de Drogas.

La información fue aportada por dicha repartición estatal, luego de un profundo trabajo entre estudiantes secundarios en Montevideo, Rivera, Maldonado y Colonia.

La elección no fue al azar, sino minuciosamente estudiada siguiendo los parámetros del Centro Mundial Antitabaco con sede en Atlanta (Estados Unidos), sobre alumnos de 13 a 15 años.

Según el informe, se eligió Montevideo, donde se concentra la mitad de la población, Colonia por su cercanía con Argentina, Rivera por su frontera terrestre por Brasil y Maldonado por su zona turística de mayor población flotante.

En total se relevaron 76 establecimientos educativos de los cuatro departamentos y se aplicó el cuestionario en 182 clases que tenían registrados a 5.672 estudiantes. El hábito de fumar suele adoptarse en la preadolescencia y adolescencia, antes de la mayoría de edad. Actualmente no sólo se percibe una tendencia al aumento en el consumo de tabaco entre adolescentes, sino que también la edad de inicio está en descenso, observándose que la tendencia antes mencionada es producida fundamentalmente por las mujeres, que comienzan más precozmente a experimentar con tabaco.


CIFRAS ELOCUENTES

Entre los datos más reveladores se estableció que el 38% de los estudiantes encuestados declara que ha fumado alguna vez en su vida, presentando las mujeres porcentajes sensiblemente mayores (41%) que los hombres (32%).

Asimismo, a los 15 años, ya el número de experimentadores alcanza casi al 60%. Los fumadores habituales alcanzan a casi el 17%, pero esta cifra se duplica en el segmento de los 15 años. Los jóvenes que fumaron 20 o más días el último mes (fumador frecuente) resultaron ser el 5.4% de la muestra. Entre los 12 y los 13 años es cuando con mayor frecuencia ocurre la primera experiencia, siendo esto más fuerte en las mujeres. Casi el 20% de los no fumadores son susceptibles de convertirse en fumadores en un futuro, siendo este riesgo sensiblemente superior en las mujeres y en los jóvenes de tercer año.

Los lugares públicos y las casas de los amigos son los sitios preferidos para fumar.

La edad no resulta un impedimento para comprar cigarrillos a la amplia mayoría y de hecho el 60% de los fumadores acceden a ellos comprándoles directamente. Además, uno de cada cuatro estudiantes considera que dejar de fumar es difícil y la gran mayoría de los fumadores actuales opina que podría dejar el cigarrillo cuando quisiera. Contradice esta afirmación el dato de que más de la mitad de los entrevistados quiso dejar el cigarrillo y no pudo.

Los hombres presentan síntomas de dependencia mayores que las mujeres (ganas de fumar al levantarse). En la relación alcohol-tabaco no se presentan diferencias significativas por sexo.

El consumo familiar (padres fumadores) es relevante, en virtud de que se manifiestan diferencias importantes de consumo en los jóvenes, según provengan de hogares con padres fumadores o no. Tanto la experimentación como la condición de fumador habitual se presenta en mayores porcentajes en aquellos alumnos provenientes de hogares con padres fumadores. Esta relación se manifiesta con mayor fuerza en los encuestados más jóvenes y en los hombres.

También el consumo de tabaco en el entorno social (amigos consumidores) se relaciona con el consumo individual, ya que los jóvenes que fuman tienen más amigos que fuman que los no fumadores.

Asimismo, los estudiantes que declaran haber visto mucha campaña antitabaco son apenas el 37%, mientras que manifiestan que han visto publicidad de marcas de cigarrillos un 45,6% de ellos.

Incluso, casi dos de cada diez estudiantes han recibido gratis en promoción un paquete de cigarrillos.

Apenas un 38% de los encuestados declara que le han hablado en clase sobre los peligros del cigarrillo y sólo un 23% recuerda que se hubiera discutido en el aula las razones por las cuales los jóvenes de su edad fuman.

 
  Total 198550 visitantes (309482 clics a subpáginas) en esta web  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=