Clubes de Ciencia
  Porque en la escuela usamos túnica y moña
 
Club Los desmoñados Escuela 11 de Melo

En el año 1910 encontramos una resolución de la Dirección General de Instrucción Primaria del 5 de febrero (entonces presidida por el antes Inspector General) en la que parecen confluir las preocupaciones de media década atrás, estableciendo el uso de túnicas de tela durante las horas de clase. 
 
La misma encuentra su antecedente en las escuelas alemanas de la época y se fundamenta -entre otras razones- en que "el uso de la túnica oculta las deficiencias de las ropas de los niños procedentes de los hogares menos afortunados , y suprime por consiguiente las resistencias de los padres a enviar sus hijos a la Escuela, cuando sus recursos no les permiten comprarles las ropas necesarias para presentarlos correctamente vestidos". 
 
Aquí se cree encontrar, entonces, un modo de encubrir la existencia de distintos estratos sociales, que se manifiestan en las diferencias de vestimenta entre los niños. parece nuevamente el recurso de la simulación como modo de sostener la apariencia de homogeneidad social y perturbar el acceso a la conciencia de la propia pobreza, en tanto generadora de sentimientos de humillación. Se reconoce implícitamente que el acceso universal a la escuela se haya ensombrecido por las condiciones sociales. 
 
La resolución sostiene expresamente, que "la túnica, en su uniformidad, permite obtener una igualdad completa ante los alumnos, haciendo cesar así los inconvenientes de las desigualdades sociales en la Escuela, tan perniciosas para sus verdaderos fines en los países democráticos". 
 
Sin embargo pocas líneas más abajo hay un reconocimiento de que tal igualdad es sólo aparente, surgiendo la incertidumbre acerca de si es posible exigir el uso de la túnica en la medida que, a pesar de su escaso valor, implica un gasto más o menos crecido. Como resultado de tal cuestionamiento, se establecerá que su uso no sea obligatorio en ese momento. 
 
La resolución también se apoya en razones de carácter higiénico, sosteniendo que la tela de la túnica sirve de aislador para trasmitir o recibir el contagio de enfermedades infecciosas, utilidad y eficacia "que se comprueba a diario en los Hospitales y Sanatorios por los Practicantes que la usan". 
 
En tal sentido se solicita la opinión del Cuerpo Médico Escolar antes de resolver nada, dando un claro testimonio de la creciente incidencia que por esa época comienza a detentar el 'saber médico' y sus hábitos en las prácticas escolares. 
 
El 6 de junio de 1950 el Consejo Nacional de Enseñanza Primaria y Normal implanta el uso del moño de color azul marino para los escolares. La misma surge a iniciativa de la Administración Municipal de Transportes 
Colectivos de Montevideo por las dificultades que crea a su personal la variedad de moñas que se usan, ya que el mismo tiene instrucciones de conceder el "Boleto Escolar" a los niños que usen únicamente túnicas blancas y moña azul. 
 
La resolución no ve impedimento para la generalización del color de las moñas como ya se alcanzó con la tela empleada en las túnicas, lo cual vendría a constituir un símbolo de nuestro imperativo democrático y evitaría los incidentes aludidos por la Administración Municipal de Transportes Colectivos, los que "por educación y cultura, el Consejo debe evitar que tengan su origen en la presencia de escolares en sus medios de transporte".
 
RESUMEN 
La utilización de esta vestimenta es “reciente” (también la que, obligatoriamente, debe usar el maestro). No proviene de la época vareliana aunque está imbuida de sus principios. Se inscribe en el período histórico de nuestro país que Barrán cataloga como “el disciplinamiento” (Historia de lasensibilidad en el Uruguay.).Veamos la génesis.La primera resolución respecto a la “vestimenta de los escolares” (de la Dirección General de Instrucción Pública) es del 6 de febrero de 1910: “se establece –sin carácter obligatorio- que losalumnos de las Escuelas Públicas usen túnica durante las horas de clase”. Se adjunta a esa resolución, un informe del Cuerpo Médico Escolar que señala:“...el uso de túnicas se ha establecido ya en nuestro país, con excelentes resultados, en Establecimientos públicos y privados,-como los Asilos maternales y el de Expósitos, y el Seminario Conciliar-,...”

En los fundamentos de esta resolución, el Dr. Abel Pérez relata que otro colega “había tenido ocasión de ver en las escuelas alemanas una costumbre que consideraba sumamente útil ehigiénica para los alumnos”.
“Esta costumbre (dice el Dr. Abel Pérez) tiene ventajas evidentes: 
 
1º De carácter higiénico: Limitan el contagio de enfermedades infecciosas... La tela de la túnica mencionada sirve de aislador...” 
 
2º De carácter doméstico: El uso de la túnica oculta las deficiencias de las ropas en los niños procedentes de los hogares menos afortunados...”Este argumento es el más utilizado aún para justificar el uso de esta prenda. 
 
“3º De carácter pedagógico: La túnica, en su uniformidad, permite obtener una igualdad completa ante los alumnos, haciendo cesar así los inconvenientes de las desigualdades sociales enla Escuela, tan perniciosas para sus verdaderos fines en los países democráticos.”

La foto y el texto pertenecen al libro “Lo privado y lo público de Gerando Caetano.”. En la foto, de 1916,se aprecia que el uso de la túnica para los alumnos era generalizado. No se ven moñas. Las maestras aparecen sin túnicas.Durante toda esa década hubo un espectacular avance en la utilización de la túnica y enmuchas escuelas fue una exigencia. El 13 de mayo de 1920, se dicta una Circular, que reconoceimplícitamente el uso habitual de esta vestimenta.
 
“Queda prohibido a los Maestros y Ayudantes obligar a sus alumnos a que concurran a la Escuela vestidos de tal o cual manera, con corbatas de tal o cual color” , a lo que se agrega “o con cintas en el cabello, de color determinado con exclusión de todos los demás.”  No tuvo éxito.Cuatro años más tarde, el 17 de setiembre de 1924, el Consejo Nacional de EnseñanzaPrimaria y Normal, estableciendo lo que ya era un hecho, resuelve:
 
“Establécese que los alumnos de las escuelas públicas usen durante las horas de clase un uniforme o simple túnica”.

No se especifica el color de esa túnica ni se determina el uso de moña.

Las fotos posteriores a esta fecha nos muestran, uniformemente, niños de túnica de color blanco y con moña. 
 
Debemos esperar hasta el 6 de junio de 1950 para una nueva resolución sobre el tema: los guardas de la Administración Municipal de Transportes Colectivos de Montevideo, AMDET(seguramente también los de CUTCSA) tenían “inconvenientes de fiscalización”con los niños que usan el “Boleto escolar”. A los niños de las escuelas públicas que debían tomar ómnibus, se les entregaban dos boletos que les servían para viajar sin pagar ida y vuelta.
 
“Esa dificultad consiste en que los escolares no usan uniformemente moñas de un mismo color, notando que alguna escuela las usa con lunares blancos y rojos, otras negra, etc.” También como algunos niños de colegios privados o que no asistían a las escuelas públicas hacían uso (sin corresponderles) del “transporte gratuito”.Se resuelve entonces:
“...no habría impedimento para que se llegara a la uniformidad en el color de ese distintivo, como ya se generalizó en el color de la tela empleada en las túnicas, lo cual vendría aconstituir un símbolo de nuestro imperativo democrático.”
 
“...dispónese que...todos los alumnos de las escuelas primarias públicas del país usen como distintivo la túnica blanca y moña azul marino.”
 
En 1964 el Consejo Nacional de Enseñanza Primaria y Normal hace una concesión: resuelve
“...permitir que los alumnos varones de quinto y sexto año sustituyan la moña azul marino por corbata azul marino” , esgrimiendo otro también absurdo fundamento al agregar al texto:“en aquellos casos en que por su físico y razones estéticas derivadas de tal hecho esa sustitución sea aconsejable.”
-----------------------------------------------------------------------------------------------------
Que opinan los niños. Nuestro Club consultó a 549 niños (280 varones y 269 niñas) de 4to. 5to y 6to. Si estaban de acuerdo o no en usra túnica y moña (año 1995) Son niños de nuestra escuela la que tiene más de 1000 alumnos. Veamos los gráficos.

Los niños consultados están los varones en su gran mayoría (color azul) en contra del uso de túnica y moña, no así las niñas (color rosado) que en su mayoría están a favor.
A favor o en contra de usar tunicas.

A favor o en contra de usar moñas.
----------------------------------------------------------------------------------------------------
A favor del uso:
 
- La túnica y moña le da identidad a la escuela uruguaya
 
- Los niños con uniforme en este caso la túnica, toman más en serio a la actividad escolar
 
- Evitan la discriminación. Algunos de los niños se burlan de aquellos que no llevan puesta ropa de moda.
 
- Evitan las distracciones. Muchos padres dicen que el uso del uniforme hace que los niños se centren en estudiar en vez de estar preocupados por su aspecto o por la ropa que llevan o levarán puesta.

- LLevan a un rápido reconocimiento de los escolares en cualquier lugar donde están.
 
- La comodidad que significa el saber cómo irán vestidos ahorra mucho tiempo y malos ratos.
 
- Los uniformes están hechos de materiales que duran mucho y vienen preparados para lavarlos de forma repetida como es el caso de la túnica. Protegen la ropa del alumno.
 
En contra del uso:
 
- Los padres que están en contra dicen que los uniformes suprimen la individualidad de los niños.
 
- Según los padres que están en contra, la problemática de que los niños se burlen de la ropa que otros llevan puesta se debería de afrontar directamente en lugar de ocultarlo bajo un uniforme.
 
- El costo de comprar túnicas escolares.Es un costo extra. 
 
- Los padres indican que no hay necesidad de comprar ropa de marca . Este es un buen momento para explicarles a los niños que hay cosas más importantes en la vida que llevar ropa de marca.

- Problema con los alumnos grandes o repetidores que se avergüenzan de usar la túnica, porque demuestran con el uso de la misma que aún son escolares.

- Sumamente calurosa en los días de verano, ya que va por encima de la ropa del niño. Lo que se ha acentuado con el comienzo de las clases el 1er día hábil de marzo (antes comenzaban  a mediados de marzo) y la finalización a mediados de diciembre (antes finalizaban en la 1er semana de diciembre). Solución alternativa poner aire acondicionado en los salones.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Túnica verde, sin moña: analizan nuevo uniforme.... 18 de lulio de 2018
Maestros debatieron en la ATD la propuesta de unos padres.
 
En una esquina del cuadrilátero, el sentido práctico quiere aplicarle un baño de siglo XXI a los dos elementos más característicos de la educación pública de Uruguay: la túnica blanca y la moña azul. Del otro lado, la tradición de un símbolo nacional lucha por mantenerse con vida. El primer golpe lo lanza un grupo de madres y padres: "La moña está pasada de moda". Los defensores del mayor legado de José Pedro Varela amortiguan el ataque: "La moña nos recuerda los principios primordiales del modelo de educación ideado por Varela: todos somos iguales detrás del guardapolvo".
 
El viernes antes de las vacaciones de invierno, los maestros analizaron en la Asamblea Técnico-Docente (ATD) la modificación del uniforme escolar. Es que a principios de este año un grupo de padres de Florida le envió una carta al presidente del Codicen, Wilson Netto: "Proponemos una túnica que no discrimine, el mismo modelo para ambos sexos, de color verde, que refleje la posibilidad de vida en el planeta", decía.
 
Esa carta, que había sido enviada a los pocos días del comienzo de clases, fue reenviada por Netto al consejo de Primaria. Y los consejeros, a su vez, se la mandaron a la ATD para que sean los docentes los que tomen postura. Ya en 2015 había habido una movida similar, a través de una recolección de firmas online, pero aquella vez había sido el propio consejo el que vetó la idea.
 
Uno de los postulados de los padres que firmaron la solicitud de este 2018, es similar al que motivó la movida de 2015: "La túnica con moña ya ha cumplido un ciclo en nuestra educación, marca un símbolo de otra época (…) como también lo fue el banco", dicen.
 
Hace 65 años que en la escuela pública se usa la moña, un identificativo que sirvió para distinguirse de los escudos de los colegios privados y para acceder a los beneficios del boleto gratis en el ómnibus.
 
Pero para los padres firmantes de la carta, más que una moña se trata de un "trapo azul" que "complica las actividades lúdicas" y que les sirve a los docentes para "rezongar a los portadores de la no moña".
 
El cambio del color de la túnica, sin embargo, es "innovador", sostienen. Según los firmantes, el blanco "muestra en su mayor esplendor la actividad infantil" y muchas veces sirve para criticar a los adultos responsables "por la invasión de colores".
 
El consejero Héctor Florit, en cambio, lo ve exactamente al revés: "El blanco está asociado a la higiene, a la facilidad de la limpieza y no es casual que en otras profesiones (como en la salud) se opte por túnicas blancas", argumentó.
 
Para los maestros, señaló Florit, la túnica blanca es todo un símbolo: "es la minimización de las diferencias y, a la vez, la identificación con la escuela pública". Y eso, dijo, "no tiene que ver con razones comerciales" y con una empresa de jabón de ropa que dona 5.000 túnicas blancas cada año lectivo. El consejero explicó: "No le encuentro sentido a sustituir el color por verde, violeta o el que fuere, porque la túnica solo busca minimizar las desigualdades y proteger la vestimenta que cada niño trae debajo de ella".
 
En la carta a Netto, los padres dejan claro que no es solo un tema de color, sino de que la túnica "fomenta el estereotipo de varón-mujer". La misiva aclara que la túnica "promueve la falta de autosuficiencia en niñas pequeñas y el contorsionismo en las más grandes a la hora de proceder a abotonarla".
 
Pero Florit indicó que cada padre le pone a su hijo "el diseño que quiere". En base a todos los argumentos, los consejeros de Primaria entienden que no hay justificación para cambiar el uniforme, pero "como ya ha habido polémica, se prefirió hacer la consulta escolar a través de las ATD". Los resultados de esta consulta recién se conocerán luego del 27 de julio, cuando los delegados eleven los informes departamentales. Algunos maestros dijeron que es "una pérdida de tiempo" cuando se debate la Rendición de Cuentas y que "ni siquiera es un asunto pedagógico".
 
Ponen en juego "todo un símbolo"
Sucedió en el Mundial de Rusia: unos hinchas uruguayos agradecieron al maestro Óscar Tabárez vistiendo como escolares. "Ninguna institución educativa tiene un símbolo tan fuerte que la represente como la moña y la túnica de la escuela pública", explicó Fernando Rius, docente de Semiótica en la Universidad de la República. "La moña y la túnica constituyen el atuendo de una institución "cara" casi sagrada, para los uruguayos. En el imaginario colectivo la efigie de (José Pedro) Varela, esa que aparecía en los cuadernos grises, y sus valores están representados en esta indumentaria", sostiene. Pero los padres que pidieron el cambio no critican los valores, sino que defienden "un cambio de paradigma". Según ellos, la "educación que en su momento fue revolucionaria, hoy nos inmoviliza: se acabaron los castigos, los bancos" y por tanto quieren un nuevo guardapolvo. Pero detrás del cambio, dijo Rius, "se moviliza la carga afectiva de los símbolos".
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Autoridades dispuestas a que se debata el uso de la moña
Se empezó a usar en el año 1950 a pedido de los guardas de ómnibus
 
Hasta ayer la web que propone firmar por "Cambiar el uniforme escolar" ya contaba con casi 2.600 adeptos. El grupo que lanzó la iniciativa, y pretende retirar la moña a partir de 2016 cambiando esta por una insignia bordada con una moña dibujada, se presta a llegar a las 5.000 rúbricas electrónicas antes de la semana próxima, cuando llevará la iniciativa al Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP). Si logran su objetivo, terminarán con 65 años de historia.
 
El 6 de junio de 1950 el entonces Consejo Nacional de Enseñanza Primaria y Normal lanzó una resolución por la cual se instaba a todas las escuelas del país a exigir a sus alumnos usar una moña de color azul marino sobre la túnica. Así accedían a un reclamo de la Administración Municipal de Transportes, que respondía a otro realizado por los guardas de ómnibus que expresaban dificultades para fiscalizar a los niños que tenían acceso al boleto escolar.
 
Hasta ese entonces los alumnos de las escuelas públicas usaban sobre sus túnicas distintivos diferentes según la institución. Se podían ver moñas y corbatas de variadas formas y colores, y las niñas a veces se veían obligadas a llevar cintas en su cabeza.
 
La resolución advertía: "Esta dificultad consiste en que los escolares no usan uniformemente moñas de un mismo color, notando que alguna escuela las usa con lunares blancos y rojos, otras negra… (…) Se resuelve entonces: que no hay impedimento para que se llegue a la uniformidad en el color de ese distintivo, como ya se generalizó en el color de la tela empleada en las túnicas, lo cual vendía a constituir un símbolo de nuestro imperativo democrático".
 
Quienes piden ahora terminar con la moña son un grupo de padres y maestros, en su mayoría montevideanos, que advierten que esta es incómoda y antihigiénica. La campaña la lanzaron por Facebook y hasta ahora viene siendo un éxito debido a su gran repercusión mediática.
 
"Lo que queremos es proponer un nuevo uniforme. Y la primera opción que manejamos es la de sustituir la moña de tela por una insignia bordada. Tiene que ver con un tema de comodidad, con generar mayor autonomía en los chiquilines y también con preservar la higiene", señaló a El País una de las impulsoras de la campaña "Cambiar el uniforme escolar", Gabriela Sarasúa, que es madre de un niño en edad escolar.
 
"La moña es una tela que muchas veces cuelga del cuello y por eso termina sucia. Es algo que pasa mucho, por ejemplo, en las escuelas de tiempo completo, donde los alumnos muchas veces desayunan, almuerzan y cenan en la institución. Esto le pasa sobre todo a los más chicos. Y es difícil que preserven la prolijidad; van bien, pero cuando salen lo hacen con las dos tiras sueltas, o con la moña en la mochila, en los bolsillos o se la ponen de vincha", añadió.
 
La campaña también propone que todas las túnicas se prendan adelante, "como las que usan los varones", por un tema de practicidad. Esto en un principio, pues más adelante quieren cambiar el uniforme por uno de remera, pantalón y, para el invierno, un buzo azul. "Este es un paso más audaz, pero esas son las ideas que manejamos", explicó Sarasúa.
 
Reacciones.
El director del CEIP, Héctor Florit, dijo a El País que la solicitud será analizada en caso de que se haga una presentación formal y, aunque no se pronunció a favor ni en contra de la moña, vio de buen modo que este sea motivo de debate.
 
"José Pedro Varela decía: Si quereis que las instituciones populares tengan vida propia, activa, enérgica, hacer que el pueblo se ocupe constantemente de ellas, que sean asunto de las conversaciones diarias y de las conversaciones de todos los momentos. Y ese es el valor que tiene este debate", manifestó Florit.
 
De todas formas destacó la necesidad de preservar el uniforme, con o sin moña, ya que "este distingue, sirve, genera identidad y es un elemento de protección para los alumnos".
 
En tanto, la representante de los maestros en el Consejo Directivo Central (Codicen), Teresita Capurro, advirtió ayer a Radio Carve que tenía dudas sobre si era conveniente o no retirar la moña de los uniformes.
 
"No sé si hoy estamos preparados, por lo que yo veo las opiniones están divididas (...) Estamos en un momento de tensión entre la tradición y el cambio", ya que "la túnica y la moña están muy apropiadas por la mayor parte de la población", opinó la consejera.
 
"Cuando se produce este punto de tensión uno tiene que ser muy cuidadoso y acompasar a los tiempos. Una resolución de este tipo va a tener sus inconvenientes, porque la población indudablemente va a estar dividida", añadió.
 
Desde la Asociación de Maestros del Uruguay (Ademu) aunque el sindicato no ha tratado aún el tema, la dirigente y maestra Raquel Bruschera, dijo a El País que no es un problema que se haya "puesto a pensar" y alertó que hay dificultades más grandes por discutir.
 
"Es un tema nada importante al lado de las cosas que tenemos que debatir en la educación. Se le está dando una trascendencia a algo que no hace a lo esencial ni a lo sustancial", señaló la sindicalista.
 
Lo cierto es que la propuesta sale a la luz en un año en que autoridades y sindicatos tienen los ojos puestos en otro lado: está en juego el presupuesto quinquenal y los cambios en la currícula para llevar el primer ciclo de los 3 a los 14 años según prometió Tabaré Vázquez.
 
HSITORIA.
Un país atípico por el uso del uniforme.
El uso de uniforme, algo que está naturalizado en Uruguay, no es común en las escuelas públicas del resto del mundo. Los otros países que la usan son pocos, y entre ellos están Argentina, Chile, Cuba e Italia.
 
La primera resolución que obligó al uso del uniforme en Uruguay proviene del 6 de febrero año 1910, y es de la Dirección General de Instituciones de Primaria. Inspiradas en las escuelas alemanas de la época, se instauraba el uso de la túnica bajo la teoría de que esta "oculta las diferencias de las ropas de los niños procedentes de hogares menos afortunados y suprime por consiguiente las resistencias de los padres a enviar a sus hijos a la Escuela, cuando sus recursos no les permiten comprarles las ropas necesarias para presentarlos correctamente vestidos". También se destacaba el "carácter higiénico" de la túnica, ya que esta, advertía, "limitan el contagio de enfermedades infecciosas".
 
A partir de ese momento se comenzó a usar la túnica más un elemento que identificaba a los alumnos de una escuela en particular, hasta que el 13 de mayo de 1920 otra circular de las autoridades de Primaria —la cual pocos acataron— advirtió que no se debía usar uniforme: "Queda prohibido a los Maestros y Ayudantes obligar a sus alumnos a que concurran vestidos de tal o cual manera, con corbatas de tal o cual color, o con cintas en el cabello, de color determinado con exclusión de todos los demás".
 
El 17 de septiembre de 1924, ya con el Consejo Nacional de Enseñanza Primaria y Normal en funcionamiento, otra disposición instó: "Establécese que los alumnos de las escuelas públicas usen durante las horas de clase un uniforme o simple túnica".
 
Rubén Puyol, quien fuera inspector de Primaria de tiempo completo, ha señalado en un muy completo estudio sobre este tema llamado El uniforme escolar, que fotos posteriores a esta resolución muestran ya a los niños con túnicas blancas y moñas. Y detalla que el "espíritu igualado de los maestros y directores superaba al de las autoridades".
 
Recién en 1950, se decretó el uso de túnica y moña azul para identificar a los alumnos de las escuelas públicas en el transporte.
 
Varios años más tarde, en una resolución de octubre de 1976, la dictadura obligó a las maestras también a usar túnicas blancas, pues en preescolares usaban una celeste con pintas azules.
 
  Total 256668 visitantes (403485 clics a subpáginas) en esta web  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=