Clubes de Ciencia
  Las bolsas de plástico y la contaminación
 
Cada uruguayo utiliza 430 bolsas de plástico por año.
En Uruguay desde hace ya varios años las bolsas plásticas están impuestas como el envase más común para transportar los artículos de los comercios a nuestras viviendas, siendo poco frecuente ver carritos de feria o la clásica “chismosa”.
Tomado de cempre.org.uy
El ritmo de vida ha cambiado y los patrones de consumo también: no siempre las compras son planificadas y resulta muy práctico salir con las manos vacías y volver a casa con la compra en bolsas de plástico. Les damos múltiples usos y uno de los más comunes es sacar la basura. Pasan todos los días por nuestras manos pero la cifra puede sorprender: cada uno de nosotros utiliza, en promedio, unas 430 por año, según un informe del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente.
Las bolsas plásticas que utilizamos para llevar las compras desde el comercio hasta nuestros hogares, llamadas bolsas “camiseta” por la forma que le dan sus asas, están hechas de polietileno de alta densidad. Fueron introducidas en Estados Unidos en 1977 pero se impusieron realmente en 1982, cuando las dos cadenas de supermercados más grandes de ese país reemplazaron las bolsas de papel por bolsas de plástico, por ser livianas, más económicas y poder cargar mayor peso sin romperse.
Acompañando la proliferación de los grandes supermercados, ese cambio cultural se fue expandiendo hasta llegar a ser algo común y cotidiano a nivel mundial.

Consumimos 1.400 MILLONES DE BOLSAS POR AÑO
En Uruguay son lanzadas al mercado alrededor de 1.400 millones de bolsas plásticas por año, de las cuales 800 millones corresponden a bolsas tipo “camiseta” de producción nacional, 300 millones a bolsas “camiseta” importadas y 300 millones a bolsas de bajo micronaje, no “camiseta”. Se entiende por micronaje, la medida del espesor de las bolsas plásticas expresada en micrones o micrómetros. Se consideran bolsas de bajo micronaje aquellas cuyo espesor es menor a 30 micrones.

Si consideramos una población en Uruguay de 3.241.003 habitantes (Censo 2004 Fase1 - Total País, del Instituto Nacional de Estadística), el consumo total de bolsas plásticas representa un promedio de 432 bolsas por persona por año. La mayor parte de las empresas fabricantes de bolsas plásticas en nuestro país están nucleadas en la Asociación Uruguaya de Industrias del Plástico (AUIP). La asociación cuenta con 70 empresas socias, que ocupan alrededor de 5.000 puestos de trabajo, directos y formales, dedicados a la fabricación de diversos productos plásticos. Dentro de la asociación son 12 las empresas abocadas a la fabricación de film y bolsas plásticas, ocupando unos 900 puestos de trabajo, 400 de los cuales están relacionados directamente con la fabricación de bolsas. Según datos de la AUIP, se estima que existen otras 10 empresas, algunas informales y otras no asociadas, que sumarían otros 200 puestos de trabajo adicionales vinculados a la producción de bolsas plásticas.
La Asociación de Recicladores de Plástico del Uruguay (ARPU) agrupa a 14 empresas dedicadas al reciclado de plástico. Dicha asociación busca la generación de empleo formal ocupando 350 puestos de trabajo directos y 1.200 puestos indirectos.

POCO RECICLADO
En Uruguay se reciclan en el entorno de 650 toneladas de plástico por mes, dentro de las cuales las bolsas “camiseta” representan un porcentaje muy bajo. Aproximadamente 450 toneladas corresponden a polietileno de baja densidad, provenientes de film o bolsas de color natural, obtenidas de circuitos comerciales e industriales, por ejemplo las fundas de refrescos que se reciclan en bolsas nuevas. El resto de los materiales se dividen en 150 toneladas de PET y 50 toneladas de polietileno de alta densidad. Las bolsas “camiseta” no presentan dificultades para ser recicladas; de hecho, el mayor reciclador de bolsas “camiseta” es el propio fabricante. Eso se debe a que en el proceso de fabricación se extrae un bocado de material del orden del 15% del peso de la pieza, para darle la forma de camiseta, que luego se reutiliza como materia prima. Sin embargo, a pesar de la posibilidad de su sencillo reciclaje, se estima que sólo el 1% de las bolsas “camiseta” que salen al mercado y cumplen su vida útil es reciclado.

Si te has preguntado qué más puedes hacer por tu planeta aparte de reciclar, consumir menos energía y cuidar el agua, aquí la respuesta: reduce al mínimo el uso de bolsas plásticas, o no las utilices, y reemplázalas en la medida de lo posible por otro tipo de materiales.

Todos los días las usamos para infinidad de cosas, pero no somos realmente conscientes de la contaminación que producen. Existe un gran número de bolsas producidas por año de naturaleza no biodegradable, por lo que cada una de ellas tarda cientos de años en descomponerse. Además, su fabricación se realiza a base de combustibles fósiles que implican la emisión de gases contaminantes.
 
PELIGRO PARA LA FAUNA
Además, atentan contra la fauna, siendo la causa de la muerte de numerosas especies de aves y animales como focas, ballenas y tortugas que ingestan accidentalmente estos trozos de plástico al confundirlos con alimento.
 
De acuerdo con la Sociedad Océano Azul para la Conservación del Mar, se calcula que son cerca de 100.000 mamíferos marinos y un millón de aves los que mueren anualmente por esta causa o al quedar atrapados en estos desperdicios.

 
  Total 185325 visitantes (289954 clics a subpáginas) en esta web  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=