Clubes de Ciencia
  Mejorando la comprensión lectora
 
Técnicas para mejorar la comprensión lectora
1. La selección del texto: 
-Debe aportar un valor al niño (el respeto, el esfuerzo, la tolerancia...) que contribuya a su formación como persona 
- Debe estar claro el mensaje del autor, no debe ser ambiguo 
- El vocabulario debe adaptarse al nivel de cada lector, con vocablos de uso frecuente. 
2. Antes de la lectura:
- Motivar al niño sobre la lectura preguntándole sobre qué irá el texto en función del título o de las ilustraciones que lo acompañan. 
- Anticipar información sobre el contenido del texto para interesarles
3. Durante la lectura: 
- Ir haciendo preguntas sobre el contenido 
- Aclarar el significado de las palabras que no entiendan. No merece la pena que pierdan tiempo buscándo en el diccionario. Recuerda que tratamos de mejorar la comprensión lectora. 
- Hacer que el niño se haga a sí mismo preguntas sobre la lectura. Por ejemplo: ¿Tiene el texto algo que ver con lo que tú pensabas? 
4. Después de la lectura: 
- Resumen de las ideas principales 
- Preparar preguntas de tres tipos diferentes: 
 
Literales: Con información que aparezca en el texto. Estas preguntas deben ser las más frecuentes en niveles de Primaria
 
Interpretativas: Preguntas cuya respuesta no aparezca directamente en el texto, sino que haya que deducirla a partir de su contenido. Deben ser las más importantes en Secundaria y Bachillerato 
 
Críticas: Preguntas no directamente relacionadas con el texto, en las que el alumno debe expresar su opinión sobre algún asunto tratado.

Como vemos en la planificación también en matemáticas podemos emplear la comprensión lectora... Publicado por Yohana Lovera 
Se hace necesario señalar que la comprensión lectora indudablemente esta vinculada con el éxito de los matemáticos, ya que según Emilia Ferreiro 1992 afirma que:
“La investigación en Didáctica de la Matemática y muchas reflexiones desde diferentes posturas, han demostrado la complejidad de la relación entre alumnos y problemas y de ambos con los docentes, que trasciende las explicaciones ligadas a la comprensión lectora. Sabemos que los problemas con enunciados escritos son textos que, como tales, presentan a los alumnos las dificultades propias de un texto informativo.”(pág. 315).
 
Con respecto a este autor se puede decir que los educandos esperan una "estructura canónica"; es decir; problemas con enunciados clásicos que consisten en textos breves en los que no faltan ni sobran datos, cuya secuencia lógica de organización de los elementos responde a la sucesión de operaciones que deberán realizar para resolverlos. Por lo general, estos enunciados poseen "pistas" o "palabras claves" que facilitan las decisiones de los escolares. Por ejemplo: Este problema responde a la estructura: 55 + 20 = x?.

Es decir que el orden en que fueron presentados los datos se corresponde con la secuencia en la que deben ordenarse los números. La otra cuestión es que en el enunciado, hay "pistas" o palabras que no dejan duda de lo que hay que hacer como lo son las palabras: "regaló" y "más". Ambas están asociadas estrictamente a la operación de adición.
 
Es importante hacer notar que en esta situación indudablemente existe la relación entre la comprensión lectora y la resolución de problemas matemáticos y para afianzar lo expuesto por la Dra. Emilia Ferreiro se puede citar a Cecilia Parra e Irma Saiz; 1992 las cuales en su estudio sobre la matemática divertida señalan:
 
“los problemas con enunciados son un tipo de problemas entre otros posibles. Llamamos problema a una situación que plantea un obstáculo al alumno, un desafío, que moviliza ideas y pensamientos para su resolución. En este sentido podríamos decir que el alumno se inserta en una situación en la que reconoce que tiene que "hacer algo" para resolverla y la solución no es evidente.”(pág. 123).
 
Desde estos enfoques, se amplía el rol del estudiante como lector para incorporar la solución de esta nueva problemática, puesto que estos construyen, a lo largo de su historia escolar, aprendizajes ligados a conceptos matemáticos junto con procedimientos específicos para la resolución de problemas. Este tipo de procedimientos marcarán notablemente su desempeño futuro en esta área. A partir de este último análisis se puede decir que la deficiencia en comprensión lectora es una problemática que se encuentra vinculada tanto con el área de lengua como de matemática.

Desde esta perspectiva, se puede incluir la siguiente propuesta:
1. Los estudiantes deberán conocer los conceptos que se van a involucrar en los distintos problemas. Por ejemplo: los niños no resolverían problemas de adición, de sustracción o de fracciones sin antes la maestra no "haber enseñado" esos conceptos.
2. El escolar debe leer mínimo tres veces el enunciado del problema, sino lo entiende debe volver a leer hasta que comprenda los conceptos y la exigencia del enunciado.
3. Formular los enunciados a partir del uso de esos conceptos que resultaron útiles para resolver el o los problemas dados, de esta manera los niños podrán analizarlos. En efecto, los conceptos usados se transforman en objeto de reflexión a través de la mediación del docente.
 
Por consiguiente, cuando el educando no es todavía capaz de resolver problemas de forma numérica, puede familiarizarse con textos que plantean preguntas que él puede resolver. Dichos problemas tratan de establecer unas pautas y unos ejercicios prácticos que ayuden a los niños y niñas a comprender el texto de los problemas.

En conclusión la comprensión lectora ayuda notablemente en la ejercitación de los problemas matemáticos ya que mediante el proceso de lectura se van desarrollando habilidades para leer desde pequeños, pero a veces estas habilidades no se desarrollan porque no se educa en lectura a los niños; por tal motivo cuando crecen se encuentran con un gran problema "no se puede comprender un texto" por eso es de gran importancia que los estudiantes se motiven a buscar la forma de cómo solucionar este problema, en virtud de que los educandos no tienen conocimiento de las estrategias lectoras que pueden utilizar. La mejor forma de desarrollar estas habilidades es practicando cada una de las estrategias propuestas y enfatizar en la repetición del proceso de lectura tantas veces como se pueda; solo así se puede llegar a un conocimiento de sus propios procesos mentales.
 
La comprensión de la lectura es el objetivo final de la lectura y el objetivo inicial es la expresión escrita. En la comprensión existen factores relacionados con el lector y con el texto que dificultan la creación de un significado propio de lo que quiere decir el autor si el lector no tiene las habilidades de comprensión suficientes para hacer inferencias y obtener un aprendizaje de lo que lee no podrá comprender efectivamente lo leído, por ello la dificultad para entender los enunciados y las exigencias de las operaciones a realizar en problemas matemáticos, pero si se practica frecuentemente la lectura crítica en los ejercicios matemáticos de seguro se notara la atención y comprensión de los problemas o ejercicios en todos los grados.

BIBLIOGRAFÍA
FERREIRO, E. (1992). Lectoescritura y Paráfrasis. Editorial DULIA. Caracas – Venezuela. Pág. 315.
PARRA, C y SAIZ, I. (1992). Matemática Divertida. Editorial CURPA. Caracas – Venezuela. Pág. 123.
Publicado por Yohana Lovera 
 
  Total 206811 visitantes (322873 clics a subpáginas) en esta web  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=