Clubes de Ciencia
  Repelente de mosquitos
 
REPELENTE CASERO.
En el año 2008 investigamos repelentes de mosquitos. El más efectivo fue este... hecho con clavo de olor , alcohol y vaselina líquida.
 
Ingredientes:
1/2 litro de alcohol le debes sacar un poco para que le entren los 100grs de clavo y los 100 grs de aceite de bebé o vaselina líquida.
2 paquetes de clavos de olor (20 o 30 grs)
1 frasco de aceite de bebé o similar como vaselina líquida(100 ml) El aceite es para fijar el olor del clavo a la piel, ya que si fuera solo con el alcohol se evaporarìa bien rápido.
 
Preparación:
Deje los clavos de olor macerando en el alcohol 4 días, agitando mañana y tarde. A continuación, poner el aceite corporal, que es solo para darle más consistencia a la mezcla ya para que la fije a la piel (puede ser de almendras, manzanilla, hinojo, lavanda vera, aloe, vaselina, etc.la vaselina líquida se compra en farmacias y es mas barata) y ya está pronto para su uso.

Colarlo si quiere, si no igual puede dejar los clavos en el fraso para aplicar la mezcla con la mano o ponerlo en un pulverizador o rociador que ahí si conviene colarlo o simplemente aplicárselo con la mano donde como ya dijimos y no es necesario colar y se gasta menos cantidad.
No aplicar esta mezcla a bebés. Para eso se debe hacer un preparado con shampú para bebés sin usar alcohol, haciendo una infuiòn con 30 clavos en un litro de agua. Más abajo se explica

Según la cantidad que haga mantiene las proporciones ésta es para 1/2 litro de alcohol. Por ejemplo para un litro la debe duplicar. Lo probamos y funciona. Luego de bañarse o sudar hay que volver a pasarse la mezcla.

Modo de empleo:
Pásese  en los brazos y piernas con aspersor o con la mano y los mosquitos huyen y  no le picarán.
También sirve para espantar las hormigas de la cocina y de los electrodomésticos.
Ahuyenta las pulgas de las mascotas.
El repelente evita que los mosquitos chupen sangre y los corre. Puede usarlo sin problemas , no es tóxico, pero no use en bebés esta preparación por el acohol. Mas abajo hay una para usar en bebés. También hay otros repelentes caseros y baratos.
 
 Con clavo de olor para niños. Para el pediatra Manuel Lorenzo Fernández este repelente es el más adecuado para los niños. Se debe usar champú para niños, un litro de agua y 30 clavitos de olor. Realizar una infusión con clavo y agua, colar y verter en el champú hasta lograr una mezcla homogénea. Aplicar en toda la piel que quede expuesta a los insectos, especialmente brazos, rostro y pies.

Con eucalipto. Su olor es muy poderoso para ahuyentar insectos voladores en los espacios cerrados. Se requieren 250 gramos de hojas de eucalipto y un litro de agua. Hervir ambos ingredientes por 45 minutos para que las hojas desprendan toda su esencia. Cuando todavía esté caliente, verter en zonas húmedas de la casa y, sobre todo, en los marcos de las puertas y las ventanas.

  Con manzanilla. Hacer una infusión con 250 gramos de flores de manzanilla y agua, y frotar la piel cada dos horas.
 
Con lavanda. Se deben mezclar 100 mililitros de aceite de lavanda con cualquier crema humectante para el cuerpo. Aplicar directamente en la piel.

 
Con citronela. Venden velas hechas con este ingrediente pero el aceite es más efectivo. Se puede conseguir en tiendas naturistas. Su olor repele insectos.
 
Con ajo. No será el olor más rico del mundo pero funciona: Macerar varios dientes de ajo en un envase con agua varias horas. Colocar en un spray y pulverizar en toda la casa, especialmente en cortinas y marcos de la puerta.


Con aceite y alcohol. El pediatra advierte que no deben aplicarse repelentes con alcohol en niños que pesen menos de 20 kilos para evitar intoxicaciones cutáneas. Este repelente se hace combinando 25 gotas de aceite de canela, limón, eucalipto, citronela o ricino, dos cucharadas de aceite de oliva, girasol o maíz y dos de alcohol. Se frota sobre la piel cuidando ojos y boca. Reaplicar si se nada o se suda.
 
Con albahaca y otras hojas. Las hierbas aromáticas son buenos aliados contra los insectos voladores debido al olor que expiden. En los patios y balcones se pueden colocar varias hojas de menta, machacadas con algunas gotas de agua para que liberen más olor. En las habitaciones se pueden poner matas de albahaca, cuyo olor no le gusta a los insectos.
 


Para usar éstos consulte a su médico pues pueden ser tóxicos. Vitaminas B y C. Aunque no hay estudios científicos que demuestren su efecto, la vitamina B suele evitar picaduras de insectos voladores. Se puede disolver en una crema corporal o ingerirla. La vitamina C también parece tener efectos positivos por lo que se recomienda consumirla con frecuencia pues es soluble y se elimina por el sudor cuyo aroma también espanta a los mosquitos. pero antes de usar estos repelente se DEBE consultar a un médico.
 
  Total 203618 visitantes (317833 clics a subpáginas) en esta web  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=