Clubes de Ciencia
  Viaje fantastico
 
EL VIAJE FANTÁSTICO !!! Viaje en avión año 1997
 
El día sábado 16 de agosto a la hora 13:40, nos preparamos para salir en el micro que nos llevará a la Colonia escolar de Malvín. La partida se efectuó desde frente a la inspección de escuelas donde habían ido también muchos familiares para despedirnos.
La delegación iba a cargo del maestro Osear Cabrera de la escuela 11, conducía la camioneta el chofer Sr. Negri e íbamos además los 9 niños de distintas escuelas del departamento, 8 de Melo y uno de Aceguá. En total 7 varones y 2 niñas.
En el momento de partir el cielo estaba oscuro y llovía, la mencionada lluvia nos acompañó hasta cerca del departamento de Treinta y Tres, donde ya el cielo estaba más claro y la lluvia había cesado.
Entramos a ese departamento vecino a buscar la delegación de aquella localidad, la cual nos estaba esperando en su micro. Al igual que nosotros, eran 9 niños. El micro de ellos siguió al nuestro e hicimos escala en Maríscala, donde paramos unos 15 minutos y aprovechamos para presentarnos con los niños de Treinta y Tres.
Próximo a las 20 horas llegamos a la Colonia de Malvín, la que se encuentra frente a la Rambla, en ese momento no había ninguna delegación. Una maestra de la Colonia nos mostró nuestro dormitorio a mi me tocó ir con las 4 niñas de Santa Clara y la maestra de esa escuela.
Nos dieron la cena en un salón grande.
Esa noche solo esas dos delegaciones nos quedamos.
Nos acostamos próximo a la hora 21.
A la mañana siguiente nos llamaron a las seis y nos bañamos.
El chofer fue a buscar a la inspectora y luego regresó a buscarnos para trasladarnos al Aeropuerto de Carrasco, en donde nos regalaron una mochila con variados artículos: revistas, reglas, estuches, folletos, golosinas y bebidas así como una camiseta de PLUNA.
Cuando el avión llegó, que era enorme -un Jumbo 737- un ómnibus nos trasladó hasta el mismo a nosotros y a las otras delegaciones que nos encontrábamos en el aeropuerto.
Nos sacamos fotos y procedimos a subir, éramos aproximadamente 80 niños y unos 40 mayores. Los niños y los maestros acompañantes subimos por la puerta de adelante del avión y los mayores por la de atrás.
Desde el pasillo se puede ver hasta al fondo y también se ve la cabina del piloto. Los asientos son distintos a los de los ómnibus ya que son de a tres personas. Yo me senté junto a Ivonne y al maestro Oscar.
Lo que no me gustó mucho es que las ventanillas son muy pequeñas.
Una azafata nos dio una charla sobre lo que debíamos hacer en caso de una emergencia, como ponernos una mascarilla y usar los asientos como flotador.
Otra azafata pasó asiento por asiento y nos fue explicando como nos poníamos el cinturón y como podíamos bajar una mesita  que tienen el avión y que podíamos utilizar para comer, leer o hacer algún juego.
Al fin el Boeing 737 carreteó en la pista a unos 300 km por hora y DESPEGO !.
Desde arriba es hermosa la vista del país. Había momentos en que el avión se balanceaba y el ruido era como el de un auto.
Volamos a 800 km por hora y a 5000 metros de altura.
En al avión nos sirvieron Coca cola y bombones.
Pudimos observar muchas islas y muchos espejos de agua.
Las aguas se notaban en partes mas claras y en partes más oscuras. También pasamos por arriba de las nubes que parecían algodón desmenuzado.
Pudimos ver el estuario del río de la Plata y la desembocadura de muchos ríos y arroyos.
Volamos como veinte minutos hasta cerca de Rocha, pudimos ver lo enorme que es la laguna Merín y después regresamos ya que había mucha turbulencia y había momentos en que el avión se sacudía mucho y algunos niños se comenzaron a descomponer.
Cando regresamos sobrevolamos Montevideo.
Los autos parecían hormigas y los edificios se veían como de juguete y las nubes eran como algodón.
El avión aterrizó y pudimos visitar la cabina del piloto, la que es muy complicada con enorme cantidad de relojes e instrumentos.
Luego descendimos del avión y el ómnibus nos llevó al aeropuerto donde pudimos intercambiar fotos con una delegación de niñas coreanas que también andaban por allí. No entendíamos nada lo que decían erp eran muy simpáticas eran todas nenas y con túnicas rojas!! Capaz que ayá hay escuelas de niñas y de varones eparadas como antes había en nuestro país..
Después regresamos a la Colonia de Malvín junto a la delegación de Treinta y Tres, luego llegaron otras delegaciones y almorzamos todos juntos.
Estuvimos un rato conversando con los otros niños y nos trasladamos junto al maestro y la Inspectora Departamental a recorrer Montevideo.
Nos mostraron todo, la inspectora que conocía nos iba explicando. Fuimos al Mausoleo, Palacio Legislativo, el Cerro.
También estuvimos en la feria del LATU con muchas exposiciones y juegos.
Próximo a la hora 18 emprendimos el regreso conjuntamente con la Inspectora. Nuevamente hicimos una escala de una media hora en Maríscala, para luego continuar el viaje hasta Treinta y Tres donde nos despedimos de aquella delegación compañera.
Llegamos a Meló a la hora 00:5 y el maestro Osear nos llevó en el micro  a domicilio a cada uno de nosotros.
Fue una experiencia muy linda.Un precioso regalo del día del niño.
Me agradó mucho pasear en avión. Ojalá que muchos niños de modestos recursos puedan tener esa oportunidad que hoy nos tocó a nosotros.
 
 
  Total 195031 visitantes (304080 clics a subpáginas) en esta web  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=